Juan Alberto Madile
COLUMNAS

El misterio y el enigma


El interrogante acerca de un algo, más allá de la experiencia sensible del hombre -y su justificación, desde el más acá...

Legitimidad


Desde que el hombre se formuló preguntas acerca de la realidad, dejó abierta la posibilidad de la verdad o falsedad de sus respuestas; y por tanto, la...

La persistencia


La realidad para el sujeto humano que la contempla, en su sustrato físico y no como esencia metafísica, no es más que materia y...

La información, ¿es realmente cultura?


La información, ¿es cultura? ¿es decir lo mismo?. Sin embargo, decimos estar informados y decimos ser cultos....

De la expectativa al desencanto


Hay expectativas en toda sociedad, respecto de la (tenida por) buena conducta ajena. Lo que deberá conformar un ordenamiento con origen

Sistemas sociales, entre la dinámica y el orden


Cualquier sistema sociocultural moderno se caracteriza por su complejidad dinámica y porque su energía específica es la información. Una...

Las mallas que pescan nuestra identidad


Vivimos alterados y fragmentados. Alterados por avisos de mensajes crepitando en nuestro celular a toda hora, que nos fragmentan. El número de cuyos...

El conocimiento del sí mismo


Sé que soy yo quien esto escribe. Saber básico de mi estado consciente. Y quien esto publica, actuando para los...

El poder y la resistencia


Tanto la manifestación de poder como la interdependencia son inherentes a la condición humana: Hegel lo expresa dialécticamente en la...

Creación, producción y destrucción


Vivimos en una sociedad globalizada. Lo que significa que existen complejos lazos económicos y sociales que vinculan a países y personas de todo el mundo....

Una buena voluntad


Decimos que hay una realidad porque percibimos las cosas y porque conservamos una representación de ellas. Y las percibimos porque estamos vivos.

No llegaremos a escuchar los aplausos


Tiempo y vida. En nuestro país el tiempo ‘pasa’ y los gobiernos y  las situaciones económicas se suceden. También en nuestra vida...